Software

Empiezo mis vacaciones haciendo algo que me moría de ganas de hacer desde hace mucho, mucho tiempo. ¿Tumbarme en una hamaca bajo un cocotero escuchando a lo lejos melodías de ukelele? ¡No, por Dios! Eso significaría relajarme. Lo primero que hago es intentar descubrir cómo funcionan REALMENTE la mayoría de programas que tengo instalados en el ordenador. Intuía la utilidad de algunos desde hace casi un año, pero aún no había tenido tiempo de perderles el respeto y entrarles a fondo sin vaselina. Ñaca.

Cuando termino la jornada estoy exhausto y acojonado a la vez.

Continuar leyendo “Software”

0