Gravity podría haber sido uno de aquellos ñoños telefilms de sobremesa de un domingo por la tarde en Antena 3. Podría haber arrancado con una madre que despide amorosamente a su hija a la puerta de la escuela, se va al trabajo (de doctora especializada), y la llaman para comunicarle que su hija ha muerto – Leer más –

5