50

Pues sí: a lo tonto acabo de cumplir cincuenta y nunca, que yo recuerde, he dejado de ser miope, torpe, ansioso y puntual.

Nunca he tenido un millón de euros. Ni un chalé en la Moraleja.

Nunca he tenido abdominales de gimnasio.

Nunca he sido mordido por un vampiro.

Nunca he sido abducido por los marcianos.

Nunca he conducido un Ferrari llevando de copiloto a una rubia siliconada de las que, de pronto, ríen con la “i” y sueltan su foulard al aire.

Nunca he sobrevolado Manhattan de noche en helicóptero. Nunca he contemplado de cerca las pirámides, el Tahj Majal, las cataratas de Iguazú y el Gran Cañón del Colorado. Nunca me ha gustado hacer maletas.

Nunca he sido Batman.

Nunca me he quedado atrapado en un ascensor.

Nunca he viajado en el tiempo y he matado a los padres de Hitler antes que se conocieran.

Nunca he practicado sexo en un burdel de Amsterdam.

Nunca he ganado un bingo.

Nunca he estrangulado a mi vieja casera con un cable de acero.

Nunca he escrito una novela en un café mientras bebía absenta.

Nunca me he drogado hasta perder el conocimiento para despertar desnudo, rodeado de otros cuerpos en las mismas condiciones.

Nunca le he dicho a Natalie Portman que no me apasiona su novela favorita, “El atlas de las nubes” (ni siquiera como estrategia para llamar su atención)

Nunca he tenido facilidad con los idiomas extranjeros, exceptuando el castellano.

Nunca he votado al partido ganador, afortunadamente.

Nunca he llevado a cabo un acto heroico. Nunca he salvado un gato, hecho el boca a boca, rescatado un jubilado de un incendio.

Nunca he sobrevivido a un tsunami.

Nunca he dirigido una película.

Nunca he escrito una novela que no quisiera escribir  (nunca podré decir lo mismo de los guiones).

Nunca me he arrepentido de los veinticinco años que fumé ni de los veinticinco que no he fumado.

Nunca he dejado de querer a las personas que quiero porque nunca me han decepcionado.

Nunca me fío del resto.

Nunca digo nunca. O casi nunca.

Medio siglo ya. Joder, qué fuerte.  Y me quedan tantas, tantas cosas por hacer. Allá vamos.

Feliz 2013.

1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.