Gatsby y las chonis

Llego diez minutos antes de empezar la peli y las dos adolescentes del asiento de atrás ya han empezado su charla:

-El tío va de enrollado pero es un perroflauta, tía.

-¿Un qué? Querrás decir iaioflauta.

-¿Qué? No lo pillo, tía.

-Iaioflauta. Son los viejos que van a las manis. Es iaioflauta, no perroflauta. ¿De dónde has sacado perroflauta, tía?

-Que te juro que se llama así, tía. Es otra cosa distinta. Los perroflautas no son viejos, son tíos que van rapados.

-No, tía. Eso son… ¿Cómo se llaman? Los que mataban judíos, pero de ahora, tía. Tienen otro nombre seguro.

-No, ya, bueno, estos que yo digo, rapados del todo no van. Llevan una parte rapada y la otra con el pelo guarro y con trenzas, de no lavarse, en plan hippy.  Huelen asqueroso, tía. Perroflautas es eso.

Se apagan las luces y empieza la peli.

Acaba.

Me quedo clavado en el asiento durante los títulos finales.

-¿Te ha gustado? -oigo que le dice la Choni 1 a la Choni 2.

-Me ha encantado, tía. ¿A ti no?

-Es guay. Y no me lo esperaba, porque es tope larga y a mí las pelis largas como que paso, tía. Pero esta mola.

-Oye, creo que mis padres tienen el libro este por casa. Me lo voy a leer, tía.

-Guay. Oye, pásamelo cuando lo termines.

Que dos personajes así terminen hojeando (y tal vez leyendo, aunque yo diría que hay una probabilidad de uno entre un millón) a Scott Fitzgerald gracias a una peli ya es motivo suficiente para no meterse con Baz Luhrmann. Y si visionario quiere decir eso, bienvenido sea el término.

En serio.

 

5

Un pensamiento en “Gatsby y las chonis

  1. Tens tota la raó… el que passa es que segur que la «choni» que ha comentat que els seus pares tenien el llibre per casa s’ha confós i segur que es algun llibre de receptes d’aquests que son un totxo i que deu portar per títol «El Gran Chef»… segur!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.