Continuará

«¿Cómo sabías que iba a salir bien?»

Quien me hace la pregunta es uno de mis alumnos del curso-taller «Parir una serie». Es el último día, hemos pasado 28 horas (repartidas en siete sesiones de 4) y lo hemos conseguido: tenemos el argumento de una temporada de siete episodios de 50 minutos. Y estamos tan contentos con el resultado que vamos a seguir viéndonos para pulir detalles y para presentar el resultado a un par de productoras. Quién sabe. 

Yo le respondo la verdad: no lo sabía. Podían haberme tocado unos alumnos sin ideas; o, lo que viene a ser lo mismo: con ideas que no me interesaran. Habrían sido siete sábados de tortura para mí. Habría cumplido como profesor, habría ganado cuatro euros y me habría vuelto a casa con la sensación de fracaso.

Pero siempre he tenido suerte, o intuición, o llamadlo como os dé la gana. Presentía que de ese salto al vacío que era el taller podía salir algo grande.

Y ha salido, creedme. Partiendo de esa pizarra que veis en la foto, que en ese instante empezaba a llenarse de post-it de colores. Hoy parece que de eso hace mucho, mucho tiempo. Es lo que pasa cuando abandonas el mundo real y te entregas apasionadamente al otro: el tiempo corre de otra manera.

 

3

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.