Albert Prats

Esta es la portada de un libro inédito, “Carticles d’amor i de guerra”. El artista Albert Prats dedicó dieciocho años de su vida a él. Yo, no tantos; pero gracias al señor azar tuve el privilegio de que me escogiera para ponerle “voz” a sus imágenes. Siempre me he sentido especialmente orgulloso del resultado. El mundo que crea Albert a partir de las figuras de las cartas es fascinante: mágico, lúdico, a veces sensual, jugosamente irreverente. Y yo, que no cultivaba la poesía desde los ochenta, tuve que volver a ponerme el traje de faena para intentar estar a la altura.

Cuando lo tuvimos terminado, sucedió algo que nos dejó hechos polvo: los señores Fournier (los de las cartas) amenazaron con ponernos un pleito por usurpación de personajes si editábamos el libro.

Dieciocho años de trabajo a la mierda porque, por alguna razón que escapa a mi intelecto, los gilipollas siempre tienen mejores abogados que los que vamos de pardillos por la vida.

Al final, Albert Prats, que tiene un corazón casi tan inmenso como su talento, acabó pagando de su bolsillo una edición. De dos ejemplares: una para él y otra para mí. Es uno de mis libros favoritos. Y no se ha vendido ni uno.

Ese es mi concepto del éxito. Y me lo enseñó Albert Prats. El próximo día 25 de este mes, a las siete de la tarde (con tiempo de sobras para ver el partido de Copa, que Albert es tan del Barça como el que más) presento en El centre de Cultura vilassarenc La Massa, de Vilassar de Dalt su página web,albertprats.com.

TARGETO WEB APS

 

 

Como todo lo que hace, es más que eso: es una enciclopedia por la que se puede navegar durante horas, y salir mejor (o distinto) de lo que se había entrado, que es la función del arte.  Quedáis todos invitados: al acto y a  la web. Todos, menos los Fournier.

0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.