Los de Amazon tienen un curioso detector para la gente que lee en formato digital. Según él, los que compraron la edición catalana de El bajel de las vaginas voraginosas (Edición 2016) leen cada dos días unas cien páginas, con una o dos manos (eso ya no lo  indica). No está nada mal. Hace ilusión saberlo.

2