Cuantas cosas suceden en 2012. Bueno, no tantas:  el fin del mundo y la publicación, por fin, de “El hombre acelerado”. Cuando salga, hará unos tres años que acabé de escribirla. Lo más divertido es que en su momento era una novela de ficción, porque terminaba precisamente a principios de 2012. Para los lectores de Seix Barral, sin embargo, será algo así como una novela de una realidad paralela. Podría hacer trampa, como me han sugerido algunos amigos,  cambiar fechas aquí y allá, y hacer una nueva versión que termine, qué se yo, en 2015. Pero no, prefiero dejarlo como está. A lo mejor es cosa del destino que escogiera esa fecha como final del libro la misma de su salida al mercado (es decir: de su nacimiento). Hay algo de poético. Puede, incluso, que si cambio algo se termine el mundo antes de lo previsto.

De nada, la humanidad es lo primero.

1