Engoyado

Ya está. Los Goya 25 años son historia. Por el camino, mucho trabajo (sobre todo en escribir los agradecimientos a algunos premiados, siempre nos parecían cortos y añadíamos algún párrafo), muchos nervios, pero también risas y enormes satisfacciones. En El Terrat conocemos nuestro oficio y nos gusta trabajar juntos.  Lo demás acaba saliendo.

Andreu acaba de mandarme esta foto. Me encanta. Me la hizo a traición en su camerino mientras yo me peleaba con  un texto de última hora. A la izquierda, los trajes que iba a ponerse en la gala. A la derecha, el puff del piano (Andreu siempre exige por contrato que le instalen un piano en el camerino, le relaja tocarlo, incluso con las manos). Total, que gritó: “¡Pep!”, yo levanté la cabeza y él sacó la foto. Parece que miro al objetivo pero no, en realidad sigo con la mente en el teclado, en el chiste de guión que en aquel momento corría cierta prisa.

Nunca me había visto con esta expresión. “De empanado”, como dice mi hija cuando abre la puerta del despacho de golpe y yo la miro como en la foto.

Lo que más me impresiona es que debo tener esta misma expresión unas diez horas al día, las que me paso de media ante el ordenador.

0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.