El azar

La imagen no es de hoy sino de hace algunos meses. Es invierno aun. Ha llovido durante buena parte de la noche. Mientras espero la llegada del bus escolar, miro al suelo y esto es lo que veo: el mango roto de un paraguas y un prospecto medicinal. Algo, el azar, ha decidido juntarlos ese día, en ese instante. Antes de que pase el inevitable barrendero, un crío le dé una patadita al mango o un soplo de viento aleje el prospecto de su involuntario símbolo, saco el móvil y los inmortalizo. Pienso: Yo estaba ahí para captar el chiste. Y me siento afortunado.

0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.