Fin y principio

Ya está. Esta mañana he terminado mi nueva novela, “La niña que hacía hablar a las muñecas”. La imagen de arriba es la que me ha acompañado durante  los dos años y pico que he vivido en ella día y noche.

Es una sensación extraña. Supongo que los alpinistas que alcanzan la cumbre después de sortear todo tipo de putadas (aludes, mordiscos de Yeti, todo eso) sienten algo parecido. Euforia, claro. Y, al mismo tiempo, agotamiento. El bajón de pensar que ya está, que he  parido y que, a partir de ahora, el destino de esos personajes ya no depende de mí.

No es un mal día para terminar una novela.

Mañana empieza agosto.

Vacaciones.

Luego será el principio de una nueva vida. Todavía no sé cuál.

0
Publicada el
Categorizado como VIDA

Por Pep Bras

Escritor y guionista. + de 20 libros publicados. El más reciente, "La niña que hacía hablar a las muñecas" (Siruela, 2014). He escrito para Buenafuente (16 años en El Terrat), la Otero y la Gemio, entre muchos otros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.