Clarence

Y de pronto, por allá el minuto 4 y pico, el Dios del viento se pone a soplar, “Jungleland” muda de piel, se vuelve mágica, y todos nos sentimos un poquito inmortales como él. Hasta siempre, Clarence.

Jungleland

0
Publicada el
Categorizado como VIDA

Por Pep Bras

Escritor y guionista. + de 20 libros publicados. El más reciente, "La niña que hacía hablar a las muñecas" (Siruela, 2014). He escrito para Buenafuente (16 años en El Terrat), la Otero y la Gemio, entre muchos otros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.